viernes, 14 de abril de 2017

Viejos.

Qué doloroso y qué terrible es ser viejo. Te rompes la cadera, por ejemplo, y te inmovilizas por completo postrado en una cama de hospital hasta que te operan. Lleno de dolores infames e interminables, tienes que hacerte todo encima y esperar a que te toque el turno de que te cambien el pañal. Tienes que comer sin ganas y soportar la vía abierta en el brazo para que por ahí te cuelguen cables y catéteres. Tienes que soportar las medicinas que no puedes tragar y el agua con una pajita aunque las fuerzas no te den para que el líquido entre en la garganta.
Es horrible.
Tenía que haber algún sistema para ahorrarte todos estos inconvenientes, molestias y sinsabores que te ocurren cuando eres viejo, cuando has llegado a los últimos estertores de vida y de deterioro.
Es espantoso. 

martes, 21 de marzo de 2017

Calor y frío.

Decididamente el tiempo atmosférico está loco. En un mismo día nos achicharramos de calor y nos congelamos de frío. Ya no sabes qué ropa ponerte o quitarte porque no hay manera de saber qué es lo que hará. Y, claro, luego vienen los resfriados tan molestos e impertinentes que te dejan para el arrastre. Va a haber que ir como los turistas japoneses, equipados con sandalias, calcetines, bufandas, chubasqueros, gafas de sol, gorros, parkas, botas y mochilas con intermitentes para prevenir las inclemencias de todo tipo. Será que en Japón llegó antes el cambio climático.
Javier Auserd.

lunes, 27 de febrero de 2017

Trasto.

Hemos cometido el error de darle a nuestro gato Trasto una comida nueva que ahora le gusta más que la anterior y está imposible queriendo todo el rato que le pongamos la nueva. Tendremos que comprar de la última para que se tranquilice y vuelva todo a su cauce.
También sucede que es muy caprichoso y cuando una cosa se le mete entre ceja y ceja no hay manera de convencerle ni de razonar con él.
En fin, Pilarín, a ver si desenredamos la controversia.
Javier Auserd.

viernes, 27 de enero de 2017

Rutina.

Ya han pasado las fiestas y volvemos a la rutina cotidiana. Todos los días son iguales y hacemos lo mismo a las mismas horas. Es una vaina.
Javier Auserd.